Paleta de colores y reglas de la combinación

Os aconsejamos que nunca recordéis la «teoría del color», ya que el color bien elegido y que armoniza con el estilo del cliente es la clave del éxito, y además es un indicador de buen gusto. Entonces, el círculo de color, que ha inventado el genio matemático Isaac Newton, consiste en cuatro partes: los colores principales (básicos), secundarios, terciarios y complementarios. ¿Por qué este esquema es tan común? Hace mucho tiempo Isaac Newton descompuso con la ayuda de prisma la luz del sol, y obtenidos «colores espectrales» metió en este esquema maravilloso que hoy en día nos permite combinar bien los colores. Vamos a ver este círculo.

COLORES PRINCIPALES
Los colores puros que no se consiguen mediante la mezcla de otros colores. Estos colores son rojo, amarillo y azul. Mezclando estos tres colores se puede conseguir los nuevos absolutamente diferentes.

COLORES SECUNDARIOS
Los colores secundarios se obtienen al mezclar los colores básicos respetando la siguiente proporción: 1 parte de un color + 1 parte del otro. A partir de las combinaciones entre ellos, se pueden obtener: naranja (1 parte de rojo y 1 parte de amarillo), verde (1 parte de amarillo y 1 parte de azul) y violeta (1 parte de azul y 1 parte de rojo).

COLORES TERCIARIOS
Son los colores obtenidos al mezclar las partes iguales de un color básico con uno de sus más cercanos colores secundarios. Obtenemos: naranja rojo, naranja amarillo, amarillo verde, verde azul, azul violeta, rojo púrpura.

COLORES COMPLEMENTARIOS
Los colores que se encuentran en el círculo de colores directamente uno frente al otro, es la mezcla de los otros dos colores. Un color más neutro se obtiene si se mezclan los colores en las partes iguales. Más allá de la proporción, el color dominante será más intenso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.